Entrevista a Sila Turkoglu

La bella Sila Turkoglu es una de las protagonistas de la serie turca Emanet, El Legado, donde se pone en la piel de Seher, una joven que vive con su padre quien está muy anciano, y juntos se enteran de la muerte de su hermana quien deja a su cargo a su pequeño sobrino; con la intención de ir en su búsqueda para cuidarlo, se topa con Yaman, tío de su sobrino Yusuf quien no le hará las cosas fáciles, aunque con el tiempo construyen una gran relación donde crece un amor muy importante entre ellos. En esta sección te invitamos a conocer un poco más sobre esta gran actriz.

Comenzaste con tu carrera actoral en la serie Ağlama Anne y luego brillaste en Yemin. Ahora estás triunfando con Emanet como protagonista, ¿cómo te sentís?

Todo está bien. Estamos progresando paso a paso como apuntamos. Que va muy bien.

 

Nos gustaría saber cómo fue tu carrera desde el comienzo, ¿Como fue que tomaste la decisión de ser actriz y todo el proceso que realizaste hasta el momento?

Probé muchas ramas. Iba a pintar por un tiempo, me interesaba el voleibol. Pero nunca pude decir «Puedo hacer esto por el resto de mi vida» en ninguno de ellos. Porque me rompería al menor golpe y diría: «No iré». Hasta que, gracias a un profesor de secundaria, fundó una escuela de teatro de aficionados. «¿Puedes venir?» él invitó. También amaba mucho a mi maestro y no podía romperlo. Me gustó mucho el ambiente en el backstage, los aplausos cuando subes al escenario y la forma en que la gente mira lo que haces. Supongo que también me gusta estar en el centro de atención. Por eso dije; Haré esto. Le dije a mi familia, luego comencé el teatro. Mi familia pensó, «Sila se aburrirá de todos modos, actuar seguirá siendo una pasión», pero no me rendí. Después de un poco de contención con la familia, un poco de fricción, finalmente sucedió.

 

¿Sos de aburrirte muy rápido de los proyectos en los que te abarcas?

Si. Nunca me aburro en el trabajo, pero normalmente no puedo concentrarme demasiado en las cosas. Pero nunca actuando.

 

Después de tener un gran éxito en Yemin, pasaste a Emanet, El Legado, donde el éxito sigue estando intacto, ¿Como fue el proceso entre estas dos series tan importantes?

En Yemin, mis responsabilidades fueron menores. Pero nunca me aburrí. Nunca he hablado en serio. Trabajé duro, lo que llamó la atención de mis directores y productores. Siempre fui consciente de la responsabilidad, me apoyaron. Entonces comencé Emanet.

Entonces te pusiste en la mente “Ahora estoy en Emanet” y ¿Listo?

Actualmente, si. No estaba claro cómo terminaría Yemin. Me hablaron de Emanet, dije «OK». Estoy intentando filmar una escena de despedida de Yemin, mientras voy a los ensayos de lectura de Emanet. De repente me convertí en ‘Seher-Suna-Seher-Suna’. Fue un proceso bastante rápido.

 

Actualmente todos te conocen por tu personaje Seher, pero ¿Quién es realmente Sıla Türkoğlu y que puedes contarles a los fans sobre vos que no se conozca?

Soy un personaje más dominante. Seher nunca compromete su personalidad, incluso si se encuentra con una situación adversa. No baja a su nivel, no consigue ningún contacto. Sıla puede ser un poco agresiva, según Seher (risas). Soy una persona más sencilla. Pero tenemos más en común.

 

Estás en pleno ascenso de tu carrera artística pero nos gustaría saber ¿qué hubiera sido de Sıla Türkoğlu si no se hubiera dedicado a esta profesión?

Estaba estudiando derecho. En ese momento, definitivamente tenía una oficina en Kordon. Probablemente sería abogada, porque me encanta. Fui a la cancha antes, miré, vi, observé. Me estaban empujando por ese camino y me convertí en actriz en el último momento. Pero ahora que lo pienso, parece que no podría.