Emanet, criticada por la violencia del personaje de Yaman

La exitosa serie turca Emanet, El Legado, está pronta a estrenarse con su tercera temporada luego de dos entregas que fueron muy bien recibidas por la audiencia y que genera muchas expectativas para lo que se viene. Está protagonizada por Sila Turkoglu y Halil İbrahim Ceyhan quienes encarnan a Seher y Yaman respectivamente y que como pareja tienen una química especial que se traspasa de la pantalla y los fans están fascinados con ellos.

Esta historia, que en las primeras dos temporadas nos mostró el drama que le toca vivir al pequeño Yusuf, un niño de 5 años que pierde a sus padres en un accidente y queda a la deriva. Sin embargo, en primera instancia queda al cuidado del hermano de su padre, Yaman, un hombre de carácter fuerte, dedicado a los negocios y reacio al amor, sin embargo el pequeño logra sacarle jugo a su corazón demostrando mucho amor. Además aparece su tía materna, Seher, quien es enviada por la propia hermana para que cuide del jovencito y en su camino se toma con Yaman quien no quiere que nadie se acerque a su sobrino. 

 

En este afán por sobreproteger a Yusuf, Yaman demuestra un costado que marca un poco la historia de Emanet, El Legado. Incluso, este personaje interpretado por Halil Ibrahim Ceyhan estuvo en el centro de la polémica, ya que en sus primeros capítulos se mostraba como un hombre muy agresivo, con malos modales e incluso muy grotesco. Para colmo, todas estas características las descargaba en la pobre Seher, quién lo único que quería era proteger a su sobrino, algo que le había encargado su hermana en su lecho de muerte.

Pero toda esta violencia mostrada por el personaje de Yaman fue muy criticada tanto por la prensa como por los propios fans de la serie, quienes comentaban que era innecesario mostrar esto sobre todo en tiempos donde la violencia de género es condenada en muchas partes del mundo. Esto fue algo que los guionistas tuvieron en cuenta y con el correr de los capítulos, la personalidad de Yaman empezó a modificarse para mostrarnos al galán valiente que toda serie tiene. Y esto ocurre gracias al amor que le demuestran tanto Seher como el pequeño Yusuf.